Industria Sostenible

Suzano es pionera en las Américas en el sector de celulosa y papel con la emisión de bonos sostenibles

Marcando un hito importante, la compañía emitió el Bono Vinculado a la Sostenibilidad (SLB) en los mercados de capitales y vinculó el uso de recursos financieros al logro de metas socioambientales

Como actor importante de la industria nacional, Suzano, líder mundial en el mercado de celulosa de eucalipto, viene jugando un papel protagónico en esta agenda y en la defensa de un mercado de carbono regulado.

En vísperas de la COP26, en octubre/noviembre de 2021, la compañía anunció la decisión de adelantar de 2030 a 2025 su meta de remover 40 millones de toneladas de carbono de la atmósfera (CO2). Además, entre sus objetivos de largo plazo – conocidos como “Compromisos para Renovar la Vida” –, se cuentan conectar medio millón de hectáreas de áreas prioritarias para la conservación de la biodiversidad en los biomas Cerrado, Mata Atlántica y Amazonía, y generar energía más limpia, aumentando en un 50% la exportación de energía renovable.

En ese escenario de metas socioambientales de largo plazo surgió el concepto de “bonos verdes”. El término se refiere a bonos de renta fija diseñados para recaudar fondos para proyectos que generen impactos ambientales positivos. El mercado financiero nacional tiene varios instrumentos que pueden clasificarse como verdes, incluidas las obligaciones. Las obligaciones (bonos de deuda, o una especie de préstamo a las empresas que los emiten) verdes se encuentran entre los principales instrumentos de este mercado.

Fue en ese escenario que Suzano, en 2020, amplió y fortaleció su actuación en el universo de las finanzas sostenibles. La empresa emitió un Bono Vinculado a la Sostenibilidad (SLB) en el mercado de capitales, siendo pionera en las Américas y en el sector de celulosa y papel. Siguiendo los principios de este instrumento, la compañía vinculó el uso de recursos financieros a la consecución del objetivo de reducir la intensidad de las emisiones de gases de efecto invernadero en un 15%. En los meses siguientes se llevó a cabo el lanzamiento de otros bonos, referentes a objetivos de reducción del uso del agua en la actividad industrial y de mayor presencia de mujeres en puestos de liderazgo.

“Está muy claro que el mundo se está moviendo hacia un futuro más sostenible y, obviamente, el mercado de finanzas verdes está siguiendo su ejemplo, y los primeros bonos sostenibles que emitimos en nuestro sector y en las Américas fueron un hito importante para nuestra empresa”, dice el director ejecutivo de Finanzas, Relaciones con Inversores y Jurídico de Suzano, Marcelo Bacci.

Según el director, desde 2020 se han realizado cuatro operaciones, con un financiamiento total de US$ 2,75 mil millones. “Hoy, el 39% de nuestra deuda está ligada a estos instrumentos vinculados a la sostenibilidad, y eso es lo que impregna toda la estrategia de Suzano”, resume.

Agenda de sostenibilidad.– De acuerdo con Suzano, entre 2020 y 2021 la empresa alcanzó el resultado de 8.896.258 ton de CO₂ removidas de la atmósfera. El volumen de remociones se debió al aumento de las áreas plantadas y de bosque nativo en la base forestal de la empresa, así como a la mejora en la productividad de las plantaciones de eucalipto.

La empresa también ofrece productos de fuentes renovables, que pueden reemplazar plásticos y otros derivados del petróleo, respecto a los cuales tiene como meta producir 10 millones de toneladas para 2030.

La empresa.– Suzano es un referente mundial en el desarrollo de soluciones sostenibles e innovadoras a partir de fuentes renovables, y su propósito es renovar la vida a partir del árbol.

Más grande fabricante de celulosa de eucalipto del mundo y uno de los mayores productores de papel de América Latina, atiende a más de dos mil millones de personas desde once plantas en operación en Brasil, además de la joint operation Veracel.

Tiene 98 años de existencia, con una capacidad instalada de 10,9 millones de toneladas de celulosa de mercado y 1,4 millones de toneladas de papel al año. Exportaciones a más de cien países. Su operación se basa en la capacidad de innovar al servicio de la sostenibilidad y en prácticas socioambientales y de gobierno corporativo, y sus acciones se negocian en las bolsas de valores de Brasil y Estados Unidos.