Industria Sostenible

Mercado de carbono

La fijación de precios del carbono y la adopción de un mercado basado en el sistema cap and trade estimularán las inversiones en tecnologías limpias

El mercado regulado de carbono es más adecuado que los mecanismos fiscales porque estimula el entorno de negocios, la innovación y la competitividad de las empresas, sin elevar la carga fiscal. Ese modelo regulador se basa en la creación de un sistema de comercio de emisiones conforme al modelo cap and trade (limitación y comercio), en el cual las empresas con un volumen de emisiones por debajo del autorizado pueden vender su excedente a las empresas que emiten una cantidad mayor de gases de efecto invernadero. Los permisos se distribuyen de forma gratuita o mediante subastas y pueden negociarse entre empresas.

El estudio de la Confederación Nacional de la Industria (CNI) Mercado de Carbono: análisis de experiencias internacionales, enfoca iniciativas de la Unión Europea, de México, de la Western Climate Initiative (WCI) en Canadá y California, de Japón y Corea del Sur. La encuesta señala los elementos comunes de esos sistemas que pueden ser útiles para reflexionar sobre la gobernanza de un mercado de carbono en Brasil.

Según otro estudio de la CNI, Fijación del precio del carbono y los impactos en la competitividad de la cadena de valor de la industria, el cumplimiento del Acuerdo de París en Brasil está fuertemente vinculado al control de las tasas de deforestación ilegal.

La conclusión es que la efectividad del mercado de carbono en Brasil será bastante limitada si no se acompaña de una estrategia más amplia para combatir el cambio climático, como controlar la deforestación ilegal, expandir el uso de recursos renovables y fortalecer la política nacional de biocombustibles. Además, el estudio ha demostrado que el mercado de carbono tiene impactos macroeconómicos menores que los impuestos sobre el carbono.

El estudio del Banco Mundial State and Trends of Carbon Pricing 2021 señala que, en los países desarrollados, las evidencias sugieren que la fijación de precios del carbono ha aumentado la productividad y la innovación. Por lo tanto, cada vez hay más empresas y gobiernos que integran en sus estrategias climáticas la fijación de precios de carbono. En Brasil, las empresas han considerado el tema en sus estrategias, especialmente aquellas que se han comprometido públicamente con el objetivo de neutralidad carbónica para 2050.

Para la efectividad del mercado de carbono regulado, es fundamental que exista un alto nivel de gobernanza por parte del gobierno si se desea planificar e implementar un sistema adaptado al contexto nacional. El sector industrial también defiende que el mercado interno de carbono debe garantizar la competitividad de las empresas brasileñas en el extranjero e incluir a todos los sectores emisores de gases de efecto invernadero.

También propone una fase de aprendizaje inicial y el uso de los recursos financieros provenientes de la venta de permisos de emisión de gases de efecto invernadero para reinversión en tecnología baja en carbono. Además, la industria quiere que la regulación del mercado de carbono contemple la generación de créditos de carbono en varios frentes, como la conservación y restauración de bosques, proyectos de eficiencia energética e inversiones en energías renovables.

Otro tema que defiende la industria es la implementación de un sistema robusto para medir, reportar y verificar las emisiones y remociones de gases de efecto invernadero.